Tatuajes

 

Nuestra dermis tiene memoria y es testigo principal de todos los acontecimientos que dejan huella en nuestra vida. Por ello, desde tiempos inmemorables, marcarla y pigmentarla ha sido una técnica de sobra conocida por numerosas civilizaciones. Hoy día, mucho más allá de ser una moda, los tatuajes conservan mucho de esa carga simbólica y erótica de antaño.
Un tatuaje hace de algún modo única a la persona que lo lleva: su piel tiene un dibujo que la diferencia de los demás, y es de suma importancia el tipo de dibujo que la persona ha elegido, así como el color y el lugar. Hay tatuajes que tienen como objetivo enviar un mensaje al resto del mundo (por ej. amor) y otros son, simplemente, decorativos (como una pulsera fija en la piel).
Pero en cualquier caso, marcan a la persona de modo concreto y especial, e invitan a rozar la piel, a comprobar que forma parte de la persona y son imborrables, lo que le otorga un toque erótico a su significado. Así, después de esto, quizá haya podido ayudarte en la elección del dibujo, si estás pensando en hacerte uno...

Significados Varios.

A lo largo de la historia los tatuajes han tenido distintos usos y significados. Por ejemplo, en algunas tribus africanas se utilizaba para demostrar la madurez y la valentía ante el dolor de los hombres y el amor hacia la tribu de las mujeres.

Antiguo Egipto.

En el Antiguo Egipto hay constancia de que ya existían, y nosotros los hemos convertido en moda (tribales). Estaban relacionados principalmente con el lado más sensual, erótico y emocional de la persona, y gozaban de un cierto carácter mágico (proporcionaban protección y suerte al que los llevaba). Su función principal era la de realzar la belleza de la mujer y, además, en épocas más avanzadas, los dibujos geométricos simples que se utilizaron en los comienzos, dieron paso a otros más complejos que representaban divinidades. De hecho, uno de los más recurrentes fue la representación del enano Bes, el cual se tatuaba en la parte superior del muslo para conseguir el máximo placer sexual, una buena fecundidad y buenos partos.

Japón.

Los tatuajes en el cuello con trazos japoneses no son una casualidad. Si para los occidentales fue, durante una época muy concreta, muy erótico observar los tobillos y pies de las damas, en Japón lo fue el cuello, debido a los holgados kimonos de trabajo de las mujeres, las cuales dejaban al descubierto la parte de la nuca. Por ello, muchas de ellas se tatuaban ahí algún adorno que erotizara aún más esa zona.
También es muy importante mencionar el periodo japonés conocido como Edo (que va desde comienzos del 1600 hasta mediados del 1800), en el cual el tatuaje conoció su máxima expresión gracias a las llamadas "pinturas del mundo flotante" o Ukiyo-e, un género de grabados en los que se escenificaban, entre otros, escenas de sexo y placer, las cuales se tatuaban las prostitutas (llamadas "yujo") para atraer más a sus clientes. No podemos olvidar, hablando de Japón, de la Yakuza, la mafia más poderosa y antigua que existe en este país. Sus miembros se caracterizaban, entre otras cosas, por usar trajes negros, coches del mismo color, caminar de una manera determinada, controlar negocios de prostitución y por llevar gran parte de su cuerpo tatuado que muestran en qué escalafón se encuentran y a qué grupo pertenecen dentro de la misma mafia. Esto afecta de manera directa a las prostitutas, quienes llevaban tatuado el símbolo del grupo que las controlaba.

Tatuajes de Henna.
La henna o lawsonia hermis es la planta que utilizan hindúes y musulmanes en sus ritos y ceremonias para atraer la buena suerte. Aunque muchas personas no consideran tatuajes a los dibujos temporales. Esta es la mejor opción para quienes quieren lucir algún símbolo pero no se atreven a comprometerse con él para toda la vida. Tobillos, cadera, hombros... cualquier lugar es perfecto.
No obstante, el motivo principal por el que me centro en ella es por el significado que adquiere en lugares como Marruecos e India, elemento indispensable en las bodas, ya que se decoran con henna los pies y las manos de las novias para iniciarlas en la nueva vida que van a llevar. Se puede afirmar que los dibujos que realizan son dignos de considerarse un verdadero arte. Las mujeres musulmanas se decantan por motivos florales, mientras que las hindúes lo hacen por motivos geométricos. Su significado está orientado a alejar los malos espíritus y atraer la buena suerte, además de ser símbolos de belleza y prosperidad.

Espero que os haya gustado.....

Un saludo.

Mª Carmen F.


Carrito  

producto (vacío)
Advertising

Novedades

Todas las Novedades

Directorio de Tiendas eróticas online